Volcán de chocolate

Mi querida Estrella de #Horneandodeseos hizo esta semana un directo explicando cómo preparar esta receta que queda de 10. Yo tengo aquí publicada la receta de coulant, pero ésta de hoy me resulta mucho más sencilla de hacer, quedando un postre impresionante. El postre en sí no es para estar a dieta, todo sea dicho, pero bueno... Siempre hay un día en que necesitas darte un homenaje y éste puede ser tu capricho para ese momento. En menos que canta un gallo lo tienes listo, humeante y chorreante de chocolate, delante tuyo diciendo... Cómeme!!!


Ingredientes 8 uds


3 huevos L

3 yemas

170 gr mantequilla

170 gr chocolate negro (50-55% cacao)

60 gr azúcar

50 gr harina de trigo

Mantequilla y cacao en polvo para los moldes


Pasos


1- Precalienta el horno a 240ºC con calor de arriba y abajo (sin ventilador).

2- Trocea el chocolate y ponlo en un bol junto a la mantequilla. Fúndelos al baño maría o en el microondas en tandas de 30 segundos y removiendo entre tanda y tanda.

3- Pasa la mezcla a un bol. Añade el azúcar y mezcla con unas varillas eléctricas.

4- Una vez integrada el azúcar añade los huevos y las yemas. Bate hasta que esté todo bien integrado.

5- Por último añade la harina y bate lo justo hasta que se haya incorporado a la mezcla y no haya grumos.

6- Unta con mantequilla o spray desmoldante los moldes que vayas a utilizar. Yo usaré estas flaneras que se encuentran fácilmente en el supermercado. Espolvorea el interior con cacao puro en polvo y sacude para retirar el exceso.

7- Rellena los moldes. Saldrán 8 uds, dependiendo del tamaño.


8- Hornea 7 minutos. Comprueba que se haya formado una costra por toda la superficie. Si no fuera así prolonga un minutos más. Con este tiempo quedará totalmente fundido el interior. Si te gusta más hecho prolonga 1-2 minutos más la cocción. Todo dependerá de tu gusto y de tu horno, ya que las temperaturas también varían. Así que la primera vez haz la prueba y ya lo ajustas mejor la próxima vez. Yo te doy los tiempos que a mi me han ido bien.


9- Saca del horno y pasa la punta de un cuchillo por el borde de los moldes y vuelca con cuidado en el plato donde los vayas a servir.


10- Puedes tenerlos hechos con antelación. Rellenas los moldes y en lugar de hornear, los congelas. Cuando los quieras consumir, sólo tienes que meterlo directamente al horno precalentado a la misma temperatura y cocer, pero algo más de tiempo, alrededor de 11 minutos serán suficientes. Es cuestión de que vayas probando.



113 visualizaciones15 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Cheesecake