Tarta Selva Negra

Actualizado: 15 jul 2020

He preparado esta tarta con todo mi cariño para alguien muy especial. Es el cumpleaños de mi querida Martha y he querido sorprenderla con esta versión de la tarta Selva Negra.

Muchas felicidades Martha! Espero que te guste!



Ingredientes 8-10 raciones


Para el bizcocho:

6 huevos a temperatura ambiente

180 gr azucar

135 gr harina de trigo común

30 gr maicena

30 gr cacao puro en polvo

1/2 cucharadita canela molida

45 gr mantequilla derretida

1 pizca sal

1 cucharadita levadura Royal

1 Molde de 20 cm de diametro

Para la compota de cerezas:

300 gr cerezas deshuesadas

120 gr azúcar

1 cucharada zumo de limón

1 rama canela

2 cucharadas ron añejo (opcional)

Para la nata montada:

750 ml nata para montar muy fria

100 gr azúcar (ajustar a vuestro gusto)

Para decorar:

250 gr chocolate negro para fundir

Cerezas naturales o en almíbar


Pasos

  1. Empezamos preparando la compota de cereza para que dé tiempo a que se enfríe antes de utilizarla. Esto lo podemos hacer incluso el día de antes y conservarla en la nevera. Lavamos las cerezas, les quitamos el rabito y las deshuesamos. Las partimos por la mitad.

  2. Colocamos las cerezas en una cazuela o cazo junto con el azúcar, el zumo de limón y la rama de canela y removemos.

  3. Llevamos a ebullición y cocinamos a fuego medio aproximadamente media hora o hasta ver que el líquido ha reducido y espesado. Reservamos hasta que esté frio. Si no lo vais a utilizar en el día lo guardáis en la nevera.

  4. Ahora vamos con las decoraciones de chocolate. Vamos a intentar hacer como una especie de trocitos de corteza de árbol. En un cazo ponemos 150 gr de chocolate al baño maría y lo fundimos, removiendo de vez en cuando. A parte, troceamos pequeñito otros 50 gr de chocolate.

  5. Una vez fundidos 150 gr de chocolate lo apartamos del calor y le añadimos los 50 gr que habíamos troceado. Removemos hasta que se funda y así bajaremos un poco la temperatura del chocolate.

  6. En la encimera ponemos una hoja de papel de hornear y vertemos encima todo el chocolate fundido. Con una espátula lo vamos a alisar formando un rectángulo. Debemos dejar espacio en los bordes sin untar.

  7. Enrollamos el papel quedando el chocolate hacia adentro y lo llevamos a la nevera al menos una hora para que se endurezca.

  8. Pasado el tiempo lo desenrollamos y el chocolate se irá rompiendo formando las cortezas. Lo reservamos en la nevera hasta que lo vayamos a necesitar.

  9. Ahora vamos con el bizcocho. Vamos a forrar con papel de hornear sólo por la base un molde redondo de 20 cm de diámetro. Engrasamos las paredes con un poco de mantequilla y las espolvoreamos con harina. Precalentar el horno a 180 grados con calor de arriba y abajo.

  10. En un bol tamizamos todos los ingredientes secos; Harina, maicena, cacao, levadura, sal, canela y reservamos. Derretimos unos segundos la mantequilla al microondas y reservamos para que se enfríe un poco.

  11. Por otro lado, en dos bols distintos separamos las claras de las yemas. Con unas varillas eléctricas empezamos a motar las claras a velocidad alta. Cuando empiecen a formar surcos añadimos la mitad del azúcar (90 gr) y batimos 1 minuto más. Deben quedar firmes.

  12. En el bol de las yemas ponemos el azúcar restante (90 gr) y batimos también con las varilla eléctrica hasta que blanqueen y aumenten de volumen (unos 3 minutos aprox.). Añadimos esta mezcla a las claras montadas y lo mezclamos lentamente con movimientos envolventes y la ayuda de una espátula de silicona.

  13. Seguidamente vamos a añadir la mezcla de ingredientes secos tamizada y también los incorporaremos con movimientos envolventes. Por último, vertemos la mantequilla derretida. Mezclamos bien.

  14. Vertemos la mezcla en el molde y alisamos la superficie. Horneamos unos 35 minutos aproximadamente, pero es recomendable como siempre, asegurarse de que está bien cocido por dentro pinchando en el centro del bizcocho con un palillo y si sale limpio estará listo. De lo contrario prolangar el hornado 5 minutos más y volver a comprobar hasta que esté bien hecho.

  15. Una vez hecho esto, ponemos el molde sobre una rejilla y pasado 10 minutos desmoldamos el bizcocho y lo dejamos en la rejilla hasta que se haya enfriado por completo.

  16. Antes de montar la nata aseguraos de que está muy fría. Es recomendable que, aunque la tengáis en la nevera, la paséis al congelador 15 minutos antes de montarla para que aún esté más fría.

  17. Ponemos la nata en un bol y empezamos a batir con varilla eléctrica. Cuando empiece a formar surcos añadimos el azúcar sin dejar de batir hasta que veamos que se forman surcos más amarillentos. Unos 4-6 minutos dependiendo de la potencia de vuestra batidora. Pasamos la nata a una manga pastelera y la reservamos en la nevera.

  18. Para montar la tarta empezaremos por cortar el bizcocho en tres discos del mismo grosor. Con la nata que tenemos en la manga pastelera hacemos un cordón por todo el diametro de la primera capa y ponemos tambien un poco en el centro. El espacio que queda vacío lo rellenamos generosamente con la compota de cerezas. Ponemos otra capa de bizcocho encima y repetimos la operación.

  19. Finalmente tapamos con la última capa de bizcocho. Cubrimos toda la superficie y laterales con una buena capa de nata y alisamos.

  20. Hacemos unos rosetones de nata en la superficie y colocamos encima de cada uno una cereza. Con ayuda de un pelador rallamos un poco del chocolate que nos ha sobrado y lo espovoreamos por encima. Por último colocamos con cuidado por los laterales las cortezas de chocolate.

  21. Reservar en la nevera al menos 4 horas o lo ideal es que sea toda la noche para que la tarta se asiente y el bizocho quede más jugoso.



19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Cheesecake