Tarta Sara

Actualizado: 9 ene 2021

La receta de esta tarta es un regalo de mi hermano Miguel al que admiro mucho. Él la borda y como te lo explica todo tan bien, lo normal es que todo salga rodado.


Esta tarta la voy a compartir con mi vecina y amiga Martha, que me sigue y prepara muchas de mis recetas. Le doy las gracias por confiar tanto en mí como lo hace y por estar ahí apoyándome siempre. Así que vamos a disfrutar de ella juntas y espero que muchas más.


Vamos a ponernos manos a la obra! Espero que os guste!



Ingredientes 12 raciones


Para el bizcocho:

4 huevos a temperatura ambiente

180 gr azúcar

180 gr harina de trigo común

1 pizca sal

7 gr levadura tipo Royal

Ralladura de un limón

1 cucharadita esencia de vainilla

30 ml agua

30 ml aceite oliva suave o girasol

Para el almíbar:

150 ml agua

50 gr azúcar

1 rama canela

piel de medio limón

1 chorrito coñac

Para la buttercream de vainilla:

6 claras de huevo a temperatura ambiente

300 gr azúcar

375 gr mantequilla sin sal a temperatura ambiente

Unas gotas de esencia de vainilla

Para la cobertura:

125 grs almendras fileteadas


Pasos

  1. En primer lugar haremos el bizcocho. Para ello forraremos un molde redondo de 23-24 cm de diámetro, paredes y fondo. Y también pondremos a precalentar el horno a 170 grados con calor de arriba y abajo.

  2. Separamos las claras de las yemas en boles separados.

  3. Añadimos una pizca de sal a las claras y empezamos a montarlas con ayuda de unas varillas eléctricas. Cuando estén a medio montar añadimos la mitad del azúcar (90 gr) y seguimos montándolas hasta que estén bien firmes. Reservamos.

  4. En el bol de las yemas, incorporamos el agua, el aceite, el resto del azúcar (90 gr), la ralladura de limón y la esencia de vainilla. Lo batimos y añadimos la harina y la levadura tamizadas. Mezclamos bien hasta integrar todo completamente.

  5. Añadimos a la mezcla de las yemas un poco de las claras montadas para suavizar la masa que será muy espesa. Y luego la pasamos toda al bol donde tenemos el resto de claras montadas. Debemos mezclarlo todo con ayuda de una espátula de silicona con movimientos suaves y envolventes, de abajo a arriba hasta conseguir una masa suave y homogénea.

  6. Pasamos nuestra masa al molde forrado. Y damos un golpe seco contra la encimera para eliminar posibles burbujas de aire.

  7. Hornamos 20 minutos a 170 grados y luego bajamos a 160 grados y horneamos otros 30 minutos más. Comprobar siempre la cocción del bizcocho pinchándolo en el centro con un palillo. Debe salir limpio. Si no prolongar la cocción unos minutos más y comprobar de nuevo.

  8. Una vez listo el bizcocho lo colocamos sobre una rejilla. Pasados 10 minutos los desmoldamos y dejamos enfriar por completo.

  9. La preparación del almíbar es muy rápida y sencilla. En un cazo ponemos todos los ingredientes menos el coñac. Removemos un poco y llevamos a ebullición. Dejamos que hierva 3 minutos. Apartamos del fuego, añadimos el coñac y tapamos para infusionar. Una vez frío lo colamos y reservamos.

  10. Para tostar las almendras, primero precalentamos el horno a 200 grados.

  11. Ponemos bien esparcidas las almendras en una placa de horno forrada con papel de hornear.

  12. Hornear unos 3 minutos aproximadamente. No dejéis de estar pendientes porque pasan de tostadas a chamuscadas en cuestión de segundos. Las sacamos del horno y dejamos enfriar.

  13. Vamos con la última preparación, la buttercream de merengue.

  14. Debemos preparar un cazo con un poco de agua para hacer un baño maría. Sobre él pondremos un bol con las claras y el azúcar.

  15. Debemos remover sin parar con una varilla manual hasta que notemos que el azúcar se ha disuelto. Para ello introducimos los dedos bien limpios y rozamos dos dedos para ver si no se notan los cristales de azúcar. Normalmente esto ocurrirá alrededor de que alcance una temperatura de 70 grados, no más.

  16. Una vez conseguido esto apartamos el bol de baño maría y con unas varillas eléctricas vamos a montar las claras, a velocidad alta hasta conseguir un merengue bien firme y que en el proceso se haya enfriado (10 minutos aproximadamente).

  17. Llegados a este punto bajamos la velocidad de las varillas y vamos introduciendo, sin dejar de batir, la mantequilla, poco a poco. Añadimos la esencia de vainilla. Seguimos batiendo. Veremos que parece que se corta, pero es normal, seguid batiendo y veréis que unos minutos adquiere una consistencia más densa y sedosa.

  18. Ahora es momento de montar la tarta. Para ello cortaremos en tres capas el bizcocho.

  19. Pincelamos con el almíbar la primera capa y extendemos una capa de buttercream.

  20. Colocamos la siguiente capa de bizcocho y hacemos lo mismo.

  21. Por último colocamos la última capa de bizcocho y repartimos la buttercream restante por toda la superficie y paredes, ayudándonos de una espátula para ir alisando.

  22. Por último, con paciencia, iremos poniendo las almendras laminadas y tostadas, primero por las paredes y finalmente por la superficie, cubriendo toda la tarta.

  23. Con la buttercream sobrante podemos hacer unos rosetones con ayuda de una manga pastelera y una boquilla de estrella y si os gusta también ponerle unas guindas. Llevamos la tarta a la nevera y la dejamos allí hasta que la vayamos a consumir. Lo ideal es que al menos repose 8 horas para que se asiente y humedezca bien el bizcocho por dentro.

  24. Espero que os guste y podáis disfrutar de esta delicia con quién más os apetezca....cómo voy a hacer yo😜.

52 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Cheesecake