Tarta de piña colada (sin horno)

Recuerdo que la primera vez que probé la piña colada fue de niña, con aquellos refrescos de la marca Trina y me volvió loca ese sabor tan tropical y diferente, ya que hasta ese momento no lo conocía. Se convirtió así en una de mis bebidas favoritas del verano. Hoy he querido preparar esta tarta que guarda ese sabor tan delicado y seductor. Si te gusta la piña colada como a mi, te recomiendo que la prepares porque te va a enamorar. En mi caso se ha convertido desde ya en un imprescindible. Además es una tarta sin horno por lo que no vas a sufrir calor al prepararla. Los ingredientes que os indico son para una tarta grande como para 10-12 personas, utilizando un molde redondo de 23 cm de diámetro. Si la preparas en un molde de 18 cm, tendrás para 6 raciones y deberás utilizar la mitad de todos los ingredientes. Con un molde de 20 cm de diámetro tendrás 8 raciones, para ello deberías disminuir los ingredientes en 1/3. Para la base de galletas utiliza las que te gusten. En mi caso hice la receta completa y preparé dos tartas de 18 cm, una para casa y otra para regalar. El ron de la receta es opcional. Tanto si lo pones como si no estará buenísima. La cobertura también lo es y te doy dos opciones diferentes. Vamos con esta ricura tropical!



Ingredientes 10-12 raciones


Para la base:

250 gr galletas tipo Digestive, María, María hojaldrada o las que te gusten

120 gr mantequilla sin sal

30 gr coco rallado

50 ml jugo de piña (del que va en la lata)

Para el relleno de piña y coco:

350 gr piña en su jugo bien escurrida (reserva el jugo)

120 gr azúcar

400 ml nata para montar muy fría (min. 35% materia grasa)

80 gr coco rallado

15 gr gelatina neutra en polvo

120 ml jugo de piña (del que va en la lata)

200 ml leche de coco

30 ml ron (opcional)

Para la cobertura 1 (opcional):

350 gr mermelada de piña

5 gr gelatina neutra en polvo

40 ml agua fría

1 cucharadita esencia de coco (opcional)


Para la cobertura 2 (opcional):

1 sobre gelatina en polvo sabor piña (85 gr)

500 ml agua

1/4 cucharadita esencia de coco (opcional)

Para decorar:

150 ml nata para montar muy fría (min. 35% materia grasa)

1 cucharada azúcar

Trocitos piña, cerezas confitadas, coco rallado, tiras de coco deshidratado o natural.... lo que te guste o tengas disponible.


Pasos

  1. Forra tu molde con papel vegetal, tanto la base como las paredes y reserva.

  2. Pon en un bol el coco rallado y el jugo de piña. Reserva para que se hidrate el coco mientras continuamos con otro paso.

  3. Tritura las galletas con ayuda de un procesador o picadora o bien metiéndolas en una bolsa con zip y machacándolas hasta que estén bien molidas.

  4. Derrite la mantequilla unos segundos al microondas. Pon las galletas trituradas en un bol, junto con el coco rallado que ya se habrá hidratado. Añade la mantequilla derretida y mezcla bien.

  5. Vierte sobre el molde que habías forrado y reparte de manera uniforme por toda la base. Haciendo una ligera presión para compactar la base de galletas. Reserva en la nevera mientras continúas con la receta.

  6. Para preparar el relleno de piña colada es MUY IMPORTANTE este primer paso que es HERVIR EL JUGO DE PIÑA. Al parecer éste contiene la bromelina que es una enzima que no deja que la gelatina cuaje por lo que debemos destruirla hirviendo el jugo tan sólo 1-2 minutos. De manera que debes poner el jugo en un cazo al fuego y cuando rompa a hervir dejar que cueza sólo 1-2 minutos para que no se evapore en exceso. Hecho esto lo reserva hasta que esté frío.

  7. Una vez frío el jugo hervido le añades la gelatina, remueve y reserva hasta que la gelatina se haya hidratado, unos 10 minutos.

  8. Mientras tanto, monta en un bol amplio la nata. Cuando esté a medio montar añade la mitad del azúcar (60 gr) y sigue batiendo hasta que esté semi montada, que haga picos suaves, no es necesario que esté muy firme. Reserva en la nevera.

  9. Pon en el vaso de tu batidora o procesador la piña troceada, la leche de coco, el resto de azúcar (60 gr) y el ron si le vas a poner. Tritura todo muy bien hasta que no queden trozos ni grumos.

  10. Calienta unos segundos al microondas la gelatina para que se vuelva líquida, ya que habrá endurecido. Viértela sobre la mezcla de piña y coco, mezcla bien.

  11. Saca la nata montada de la nevera y añade la mezcla de piña y coco. Mezcla con una espátula con movimientos suaves. Por último añade el coco rallado e integra bien.

  12. Saca de la nevera el molde con la base de galletas y vierte encima el relleno. Alisa la superficie si fuera necesario y reserva en la nevera mínimo una hora antes de poner la cobertura. Si no se la vas a poner, deja la tarta al menos 6 horas para que cuaje por completo o de un día para otro.

  13. Para preparar la opción de cobertura 1, debemos hidratar la gelatina en el agua unos 10 minutos. Pasado el tiempo calentar unos segundos en el microondas para que se vuelva líquida y verter sobre la mermelada. Mezclar bien e incorporar la esencia de coco. Mezcla y vierte sobre la tarta. Reparte bien por toda la superficie y deja en la nevera para que termine de cuajar.

  14. Para preparar la opción de cobertura 2, pon en un bol la gelatina de piña y le añade la mitad del agua (250 ml) hirviendo. Remueve hasta disolver la gelatina y añade el resto de agua fría (250 ml). Incorpora la esencia de coco si le vas a poner. Remueve y deja que se enfríe a temperatura ambiente antes de verter sobre la tarta. Reserva en la nevera hasta que cuaje por completo.

  15. Antes de servir, saca la tarta de la nevera, y retira con cuidado el molde y el papel. Pasa la tarta a una fuente o plato y decora a tu gusto. Una decoración sencilla es montar un poco de nata y hacer unos rosetones por el borde y colocar trocitos de piña, cerezas... coco rallado...o virutas.

  16. Disfruta del verano con este rico postre.



78 visualizaciones3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Cheesecake