Roscos de naranja

Soy de las que piensa que es mejor no esperar nada de nadie, de esta manera es más habitual sorprenderse que decepcionarse con las personas.

Para mí un simple gesto, una mirada o un comentario agradecido es un regalo. Y por qué os cuento esto? Pues va muy ligado a la receta de hoy. Mi vecino Jose, gran aficionado a la cocina y a la elaboración de pan en casa, es de esas personas que cuando habla te contagia su pasión de forma limpia y transparente. Me ha hecho el regalo de traspasarme esta receta que es la que hacía su madre. Una receta familiar, muy especial para él y que seguramente le trae recuerdos entrañables. Y yo no puedo estar más agradecida porque estas pequeñas cosas son las más grandes. Muchísimas gracias Jose!!!

Espero que os guste!



Ingredientes 30 Uds aprox.


3 huevos talla L

1 yogur de limón

675 gr harina de trigo común

1 '5 sobres de levadura Royal

Ralladura de una naranja

Zumo de una naranja

Cómo medida el vaso del yogur:

1 vaso aceite de girasol

1 '5 vasos azúcar

Aceite abundante para freír

Azúcar y canela molida para rebozar los roscos fritos


Pasos

  1. En un bol ponemos los huevos, el azúcar, el aceite, la ralladura y zumo de naranja y el yogur y mezclamos con la batidora.

  2. Añadimos 500 gr de harina junto con la levadura y mezclamos bien. Dejamos reposar 10 minutos.

  3. Ir añadiendo el resto de harina y mezclando con las manos hasta conseguir que la masa sea más densa y manejable. Aproximadamente los 175 gr restantes. No pongáis más ya que pueden quedar duros. La masa es pegajosa, pero así saldrán muy esponjosos, cómo buñuelos.

  4. Calentamos el aceite a fuego medio-bajo.

  5. Para formar los roscos nos iremos untando las manos de aceite y cogiendo pequeñas porciones de masa. Haremos bolitas y a cada bolita le haremos un agujero en el centro con un dedo y dando forma al rosco. La masa es muy pegajosa, así que hay que ser rápidos, con la práctica salen mejor, pero aunque no sean perfectos, estarán buenísimos.

  6. Los vamos friendo poco a poco y dándoles las vuelta hasta ver que están doraditos. Los iremos pasando a una fuente con papel absorbente para quitarles el exceso de aceite.

  7. En un plato ponemos abundante azúcar y canela molida a vuestro gusto. Y vamos pasando los roscos aún calientes para rebozar los bien.

  8. Ahora sólo queda esperar pacientemente (esta es la parte más difícil de la receta) hasta que se enfríen para poder disfrutarlos a solas o compartirlos con quién sea merecedor de semejante regalo. Ingredientes 30 Uds aprox.



4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Cheesecake