Red Velvet cake con Thermomix

En mi recetario vais a encontrar varias versiones de esta famosa tarta y hoy os traigo una más, esta vez preparada con mi Thermomix. Te cuento un poco, es importante que tengas todos los ingredientes del bizcocho a temperatura ambiente. En mi caso he utilizado dos moldes de 18 cm de diámetro. Cada bizcocho lo he cortado en dos capas, de manera que ha salido una tarta de 4 pisos. Puedes repartir la mezcla en un molde de 20-22 cm y sacar dos o tres capas de bizcocho, según el tamaño que elijas. La cantidad de azúcar de la crema de queso la puedes ajustar a tu gusto. Con esta cantidad no queda muy dulzona, cosa que me encanta porque el bizcocho es algo dulzón y así combina muy bien. Le puse frutos rojos, pero esto es opcional. Dicho todo esto, vamos con la receta!

Ingredientes 8 raciones

  • Para el bizcocho:

  • 230 gr leche entera

  • 10 gr zumo de limón

  • 110 gr mantequilla sin sal

  • 250 gr azúcar

  • 2 huevos a

  • 1 cucharadita levadura química

  • 1/2 cucharadita bicarbonato

  • 1/2 cucharadita vinagre

  • 1 cucharadita esencia de vainilla

  • 1 cucharadita colorante en gel color rojo

  • 330 gr harina de trigo

  • 5 gr cacao puro en polvo

  • Para la crema de queso:

  • 460 gr queso crema tipo Philadelphia

  • 220 gr nata para montar (min 35% materia grasa) muy fría

  • 90 gr azúcar glas


Pasos

  1. En primer lugar debes forrar con papel de hornear la base de tus moldes. Engrasa las paredes interiores y enharina ligeramente. Reserva. Precalienta el horno a 180ºC con calor de arriba y abajo.

  2. Vamos a preparar una falsa buttermilk con la leche y el zumo de limón. Mezcla con una cucharita y reserva mientras continúas con la receta. Verás que al cabo de unos minutos la leche tiene un aspecto de leche cortada. Esto es totalmente normal y es lo que buscamos al añadir el zumo de limón.

  3. Coloca la mariposa en el vaso y añade la mantequilla y el azúcar. Bate 5 min/ vel. 3.

  4. Con ayuda de la espátula, baja la mezcla hacia el fondo del vaso y añade un huevo. Bate 30 seg / vel. 3. Añade el otro huevo y bate otros 30 seg/ vel. 3.

  5. Incorpora la levadura, el bicarbonato y el vinagre. Mezcla 30 seg/ vel. 3.

  6. Añade la esencia de vainilla y el colorante y mezcla 30 seg/ vel. 3.

  7. Agrega la harina y el cacao y mezcla 1 min/ vel. 3. Mientras se va mezclando ve añadiendo por la abertura la mezcla de leche y limón que habíamos reservado. Termina de mezclar con la espátula si fuera necesario.

  8. Reparte la masa en partes iguales en los dos moldes y hornea unos 30-35 minutos. Comprueba la cocción con un palito.

  9. Saca los moldes del horno y colócalos sobre una rejilla. Pasados 10 minutos, desmolda los bizcochos y deja que se enfríen por completo sobre la rejilla.

  10. Una vez fríos los bizcochos podemos continuar con la receta, o bien los puedes envolver en film para continuar al día siguiente o incluso congelarlos para otro día. En este caso, es importante que los envuelvas muy bien para que no penetren en los bizcochos olores de otros alimentos que tengas en el congelador.

  11. Para preparar la crema de queso es necesario que tanto el queso como la nata estén bien fríos. Pon en el vaso el queso y el azúcar glas y bate 10 seg/ vel. 5. Reserva en un bol en la nevera.

  12. Coloca la mariposa y vierte la nata. Sin programar tiempo, monta la nata a vel. 3. Ve controlando para que no la batas de más y se corte.

  13. Vierte la nata montada en el bol donde tienes la mezcla de queso y azúcar y remueve con una espátula con movimientos envolventes hasta integrar por completo.

  14. Una vez lista la crema puedes conservarla en la nevera hasta el momento de rellenar la tarta. Para ellos es vital que los bizcochos estén completamente fríos. De los contrario la crema se volverá demasiado líquida por el calor. A mi me gusta pasar la crema a una manga pastelera ya que me resulta más cómodo para rellenar los bizcochos.

  15. Corta los bizcochos en tantas capas como desees, según el grosor que te guste. En mi caso saqué dos capas de cada bizcocho y las puntas que hicieron al hornearse las pasé por un rallador, creando unas migas que quedan muy bonitas para luego decorar la tarta.

  16. Ve rellenando capa a capa la tarta y cubre toda la superficie y laterales con una fina capa de la crema que nos hará de recogemigas. Lleva la tarta unos 30 minutos para que esta capa exterior endurezca. Así nos será luego más fácil terminar de cubrirla.

  17. Pasado el tiempo, vuelve a dar otra capa de crema a toda la tarta. Puedes hacer un cordón como hice yo arriba, a modo decorativo o bien hacer montoncitos de la crema. Como te guste. Enfría otra media hora.

  18. Decora la tarta a tu gusto. En mi caso, como dije al principio aproveché las migas de bizcocho para cubrir los laterales y luego puse en el centro una mezcla de frambuesas y arándanos fresco. Si no quieres poner frutos rojos, puedes en su lugar, espolvorear el centro también con las migas de bizcocho. Le dará un toque muy vistoso.

  19. Tu tarta estará lista para disfrutar, pero lo ideal es que la dejes reposar en la nevera al menos 4 horas y si puede ser de un día para otro, mucho mejor.

33 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo