Piononos de chocolate

Unos pastelitos ideales para esos días en los que necesitas cometer un delito y darte un capricho, aunque sepas que más tarde tendrás que hacer algún sacrificio para compensar a tu cuerpo. Como hay días de todos, hoy os dejo esta bomba deliciosa de sabor a chocolate, con un interior que os sorprenderá y que recuerda a los pastelitos Tigretón.


Ingredientes 8 uds


  1. Para la plancha de bizcocho:

  2. 3 huevos a temperatura ambiente

  3. 1 yema (guarda la clara para el relleno)

  4. 100 gr azúcar

  5. 80 gr harina de trigo común

  6. 30 gr cacao puro en polvo

  7. 1 cucharadita miel

  8. 1 pizca sal

  9. Para el relleno:

  10. 1 clara de huevo

  11. 1 cucharadita zumo de limón

  12. 200 gr azúcar glas

  13. Mermelada de albaricoque (utiliza la que más te guste)

  14. Para la cobertura:

  15. 150 gr chocolate negro para fundir

  16. 50 gr agua

  17. 50 gr mantequilla


Pasos


Prepara una bandeja de horno plana de unos 30x40 cm y la forramos con papel vegetal. Precalienta el horno a 180ºC con calor de arriba y abajo.

En un bol casca los 3 huevos y añade la yema de otro. Reserva la clara para más adelante. Añade al bol el azúcar y bate con unas varillas eléctricas hasta que la mezcla triplique su volumen, aproximadamente 10 minutos.

Incorpora la miel y bate hasta integrar. Tamiza la harina, el cacao y la sal y añade a la mezcla. Incorpora con ayuda de una espátula con movimientos envolventes.

Vierte la masa en la bandeja de horno y repártela bien, alisa si fuera necesario para que quede del mismo grosor por todos lados.

Introduce al horno, en la balda del medio y hornea 7-8 minutos.


Sacal el bizcocho del horno e inmediatamente corta lo bordes que estén duritos con ayuda de un cuchillo afilado o un corta pizzas, dejando un rectángulo perfecto. Ahora, aún en caliente, corta por la mitad y cada mitad en 4 trozos, te saldrán 8 rectángulos pequeños. Enróllalos con cuidado de que no se rompan y reserva.


Para preparar el relleno, pon el azúcar glas en un bol, añade el zumo de limón y la clara y bate con la varilla eléctrica hasta conseguir una crema que tenga una textura parecida a la leche condensada. Calienta la mermelada unos segundos al microondas para que te sea más fácil esparcirla.

Coge cada uno de los rollitos y desenróllalos. Unta el interior con mermelada y luego con una cucharadita de la mezcla de clara. Enrolla con cuidado y reserva. Pinta la superficie de cada rollito con más mermelada. Coloca los rollitos sobre una rejilla con una bandeja debajo para cuando le pongamos la cobertura poder recoger el sobrante.

Mientras preparamos la cobertura. Pon un cazo al fuego con un dedo de agua. Encima coloca un bol para hacer un baño maría. Pon en el bol el chocolate troceado y también el agua. Remueve hasta que veas que se ha derretido. Incorpora la mantequilla troceada y remueve hasta que se haya fundido e integrado.

Vierte la cobertura sobre los rollitos y déjalos sobre la rejilla para que caiga el sobrante. Si necesitas verter más, puedes recupera la cobertura que haya caído en la bandeja. Caliéntala en el microondas unos segundos si ves que se ha endurecido y vierte de nuevo sobre los piononos.


27 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo