Pimientos asados

Me encanta el olor que desprenden los pimientos mientras se asan en el horno. Hoy aprovechando que me traían estos directos de la huerta los he asado para poder disfrutarlos cuanto antes. Una vez asados y pelados, los podéis hacer tiras y comerlos aliñados con un poco de sal y un buen chorrito de aceite de oliva virgen, y vinagre si os gusta. También como guarnición o para infinidad de recetas que requieran este ingrediente.



Ingredientes


1 kilo pimientos rojos (o los que os quepan en la bandeja)

1 chorrito aceite

Al gusto Sal


Pasos

  1. Precalentar el horno a 180 grados con calor de arriba y abajo.

  2. Lavar muy bien los pimientos colocarlos en la bandeja de horno sin amontonarlos y echarles por encima un chorrito de aceite de oliva y sal al gusto.

  3. Introducir al horno aproximadamente 45 minutos, dándoles la vuelta cuando haya transcurrido la mitad del tiempo.

  4. Apagamos el horno y los dejamos dentro una hora más.

  5. Sacamos del horno los pimientos que estarán calientes, pero no quemarán y les quitamos la piel antes de que se enfríen. Los reservamos hasta que los vayamos a consumir.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Pisto