Muffins ingleses (panecillos sin horno)

Otra receta de panecillos que son una auténtica maravilla. Quedan muy tiernos y son deliciosos para el desayuno, acompañados de dulce o salado. Estoy convencida de que si los pruebas vas a repetir. Y además no vas a necesitar horno para cocerlos porque se hacen en una sartén. Parece fácil, no? Pues lo es. Como siempre, es muy importante respetar los tiempos de reposo y levado para conseguir esa miga tan tierna. La paciencia es uno de los ingredientes más importantes en este tipo de recetas.


Ingredientes 12 uds.


450 gr harina de fuerza

15 gr levadura fresca

330 gr leche templada

15 gr mantequilla a temperatura ambiente

1/2 cucharadita azúcar

1 cucharadita sal


Pasos


1. En un bol ponemos la leche, la levadura desmenuzada y el azúcar y removemos hasta disolver. Dejamos reposar 20 minutos para que se active la levadura.

2. Añadimos la mantequilla, la harina y la sal y amasamos hasta conseguir una masa elástica. Unos 10 -15 minutos. Si tenéis robot tipo amasadora, panificadora o Thermomix podéis hacer la masa ahí para ahorrar tiempo y esfuerzo, utilizando el programa de amasado del robot en cuestión.

3. Pasamos la masa a un bol untado previamente con un poco de aceite y la cubrimos con film. Debe reposar hasta que doble el volumen. Dependiendo de la temperatura del ambiente tardará más o menos. En mi caso a 21ºC, tardó una hora.


4. Espolvoreamos la encimera con harina y volcamos la masa. La estiramos con un rodillo dejándola de un grosos de unos 2 cm. Con un cortapastas o vaso de unos 8 cm de diámetro, vamos cortando porciones de masa, que serán nuestros muffins.


5. Los dejamos reposar sobre la encimera espolvoreada de harina y los cubrimos con un trapo. Deben reposar nuevamente hasta doblar el volumen. Con la masa sobrante, hacemos una bola, dejamos reposar 10 minutos para que no nos cueste volver a estirarla y cortamos más muffins. Así hasta terminarla.


6. Cuando los muffins hayan levado, ponemos a calentar una sartén antiadherente sin nada de grasa, a fuego bajo. Mi vitrocerámica va del 1 al 10 y yo los hice en la posición 4.

7. Cuando la sartén esté caliente ponemos los muffins que nos quepan. Yo los hice de tres en tres. En mi caso tardaron 8 minutos por cada lado y quedaron perfectos. Se deben dorar poco a poco, a la vez que la masa sigue creciendo y se cuecen bien por dentro. Por eso es importante que el calor esté muy bajito. De lo contrario se dorarían y quedarían crudos por dentro.

8. Una vez los tengamos dorados por todos lados los apartamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

9. Veréis que tiernos por dentro! Yo los guardo en un recipiente hermético. Al día siguiente se mantienen tiernos, pero os recomiendo que si no los vais a consumir todos, los congeléis en bolsas de plástico y se mantendrán perfectamente.














66 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo