Masa madre

Actualizado: 15 jul 2020

Ingredientes 300 g aprox


Primera mezcla:

80 g harina centeno integral

110 g agua mineral

Resto del proceso:

Harina de centeno

Harina de fuerza

Agua mineral


Pasos

  1. Día 1. Mezclamos los primeros 80 g de harina de centeno integral con 110 g agua, damos unas vueltas y cuando esté integrado y pegajoso (textura papilla) tapamos el tarro con un trapo y dejamos en un lugar tibio (20-22ºC) durante 24h

  2. Día 2. Pasadas las primeras 24h solo tendremos que dar unas vueltas con la cuchara a la masa, tapar de nuevo el bote con un trapo y dejar nuevamente reposar hasta el día siguiente en el mismo lugar tibio, alrededor de 20-22ºC.

  3. Día 3. En la primera foto ya se aprecia como la masa empieza a reaccionar y a activarse, ha crecido y en este punto ya debería tener un olor característico así como ácido. Ahora tendremos que desechar la mitad de la masa madre, o sea tirarla, y el resto que queda en el tarro añadirle harina de centeno integral y agua mineral hasta que adquiera la consistencia del primer día. No hay medidas exactas aquí, sino ir echando poco a poco y mezclando hasta que quede como al principio. 24h de reposo.

  4. Día 4. Como veis ya vuelven a aparecer burbujitas, eso es que vamos bien y nuestra masa madre está bien activa. Ahora toca alimentarla de nuevo para conseguir el punto óptimo. Para ello le añades 2 cdas más o menos de harina de fuerza y agua hasta conseguir de nuevo esa textura tipo papilla. Tapamos y dejamos reposar nuevamente hasta el día siguiente. Haz una marca al tarro para ver si dobla el volumen en este periodo

  5. Pasadas unas horas la he puesto en lugar un poco más cálido y como veis está sufriendo ese proceso de crecimiento acelerado. La seguimos dejando reposar en lugar cálido entorno a los 22-24° hasta mañana que será cuando se podrá utilizar. Por la noche estaba como en la última foto, habían pasado unas 12 h de reposo desde la última vez que se había alimentado/refrescado

  6. Día 5. Es el último día de nuestra masa madre, y como veis está bien burbujeante y activa ¡lista la utilizar! Como sale bastante cantidad, la que no se use se puede dejar en el mismo tarro y si no se va a usar en mucho tiempo se mete al frigo para "dormirla" con el frío dejará de fermentar y se mantendrá. El día que la queremos usar, la sacamos un día antes del frigo, la volvemos a alimentar con harina y agua hasta conseguir esa textura papilla del principio y dejamos de nuevo toda la noche.


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo