Kringle

Actualizado: 20 jul 2020

Un postre típico en Estonia.

La primera vez que vi este dulce fue de la mano de mi hermano Miguel que tiene una mano en la cocina...👌. Soy su fan number one! 😍Hace ya varios años de esto y además de parecerme precioso y con un nombre tan curioso, estaba buenísimo. La mezcla de especias y nueces lo hacen perfecto para tomar en tiempo de frío, especialmente en Navidad. Preparaos para aromatizar toda la casa cuando lo estéis horneando.... Espero que os animéis a probar porque seguro que vais a sorprender a las personas con quién decidáis compartirlo.



Ingredientes


Para la masa:

300 gr harina de fuerza

15 gr levadura fresca

30 gr azúcar glas

120 ml leche

1 yema de huevo

30 gr mantequilla

Ralladura de 1/2 limón (opcional)

1 pizca sal

Para el relleno:

50 gr mantequilla

60 gr azúcar

2 cucharadas soperas canela en polvo

1/2 cucharadita cardamomo molido (opcional)

50 gr nueces picadas

Para el glaseado:

1 clara de huevo

50 gr azúcar glas

Más azúcar glas para espolvorear


Pasos

  1. En primer lugar debemos tener todos los ingredientes a temperatura ambiente.

  2. Para preparar la masa pondremos todos los ingredientes en un bol y amasaremos hasta conseguir que quede lisa y homogénea. En unos 10 minutos estará lista. Si tenéis un robot este paso será menos trabajoso.

  3. Una vez tengamos lista nuestra masa, hacemos una bola y la dejamos reposar en un recipiente tapado hasta que doble su volumen.

  4. Después amasaremos nuevamente aproximadamente un minuto para desgasificar por completo. Volvemos a hacer una bola y dejar reposar 5-10 minutos. Así nos costará menos estirarla.

  5. Precalentar el horno a 180 grados con calor de arriba y abajo.

  6. Con ayuda de un rodillo estiramos la masa intentando formar un rectángulo de aproximadamente 40x50 cm.

  7. En un bol preparamos el relleno. Mezclamos la mantequilla, azúcar, canela y cardamomo hasta conseguir una crema.

  8. Extendemos esta crema por toda la superficie de la masa, dejando un dedito sin untar por uno de los extremos largos que nos servirá para unir.

  9. Picamos con un cuchillo las nueces y las repartimos sobre la crema.

  10. Ahora empezamos a enrollar por un extremo largo. Enrollar de manera que quede apretadito el rollo. Sellamos bien el final.

  11. Con ayuda de un cuchillo bien afilado cortaremos como se ve en la foto. Empezaremos el corte dejando un par de dedos sin cortar.

  12. Trenzamos y unimos los extremos. Con cuidado pasamos el rosco a un bandeja de horno forrada con papel.

  13. Horneamos unos 20 minutos o hasta ver que se hará dorado.

  14. Mientras se hornea preparamos el glaseado. Para ello ponemos la clara en un recipiente o bol y añadimos el azúcar glas. Mezclamos a mano enérgicamente hasta que no haya grumos.

  15. Una vez saquemos del horno nuestro kringle lo pintamos con ayuda de un pincel de cocina con el glaseado, estando aún caliente. Y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

  16. Antes de servir espolvorear con poco de azúcar glas para darle un toque más invernal. Espero que os guste!


14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo