Galletas de pistacho y cardamomo

Aquí os traigo unas galletitas con pistacho y cardamomo la mar de ricas y crujientes. La idea de hacer estas galletas fue para utilizarlas como base de otro postre que publicaré después, pero por sí solas están buenísimas, así que comparto con vosotros la receta para que las disfrutéis si sois fans de este fruto. Las aromaticé con un poco de cardamomo molido, pero esto es opcional. La pasta de pistacho la puedes encontrar en tiendas especializadas o en algún supermercado, pero lo cierto es que en mi caso, me fue más cómodo prepararla en casa, ya que no es nada complicado, así que os dejo enlazada la receta también.


Ingredientes 24 uds

70 gr mantequilla

50 gr pasta de pistacho (Ver receta)

1 huevo

250 gr harina de trigo

100 gr azúcar glas

1/2 cucharadita cardamomo molido

1 pizca sal

40 gr pistachos picados



Pasos

1- Pon en la jarra de tu robot todos los ingredientes menos los pistachos troceados. Programa 14 seg/vel 6.

2- Saca la masa de la jarra y haz una bola con ella. Ponla entre dos hojas de papel de hornear. Estira la masa con ayuda de un rodillo, del grosor que te guste. Yo las hice finitas, de unos 3 mm.


3- Retira el papel de arriba y esparce por encima los pistachos troceados. Vuelve a poner el papel encima y pasa el rodillo nuevamente para que los trocitos de pistacho se queden incrustados en la masa.


4- Sin quitar el papel a la masa, llévala a la nevera al menos 30 minutos, para que se endurezca. De esta manera te será más fácil cortar las galletas y además mantendrán mejor la forma durante el horneado.

5- Precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.

6- Pasado el tiempo, saca la masa de la nevera y retira el papel de arriba. Con ayuda de un cortapastas del tamaño y forma que te guste corta las galletas y pásalas a una bandeja de horno previamente forrada con papel vegetal. Deja un poco de espacio entre ellas para que no se peguen durante el horneado.


7- Introduce las galletas al horno, a media altura. El tiempo de horneado dependerá un poco del tamaño y grosor que sean. En mi caso las hice con un cortapastas redondo de 8 cm de diámetro y tardaron 12 minutos. En cualquier caso, cuando veas que empiezan a dorarse los bordes, estarán listas.

8- Saca las galletas del horno y, como siempre digo, espera unos minutos antes de pasarlas a una rejilla para que se enfríen. Debes tener siempre en cuenta que las galletas al salir del horno están blanditas, por eso debes ir con cuidado. Al enfriar adquieren la consistencia adecuada.


9- Una vez frías ya las tienes listas para consumir. Consérvalas en un recipiente hermético o una lata de galletas bien cerrada. Así te durarán días sin problema.



Recetas enlazadas Pasta de pistacho

40 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo