Croquetas de pollo y jamón

Actualizado: 18 jul 2020

Hoy... receta de aprovechamiento. Ayer hice una buena olla de caldo y he aprovechado la carnecita del pollo, le he añadido un poco de jamón y han salido unas croquetas de 10. Estos días de confinamiento nos dan tiempo para elaborar este tipo de recetas para las que nunca tenemos tiempo y así guardar en el congelador para momentos en los que estemos más apurados.



Ingredientes 45-50 uds


150-200 gr pollo del caldo

75 gr jamón curado

50 gr aceite de oliva

50 gr mantequilla

1/2 cebolla

170 gr harina de trigo

700 gr leche

100 gr caldo

Sal, pimienta y nuez moscada al gusto

Aceite de oliva suave o girasol para freír

Para el rebozado:

4 huevos aproximadamente

Harina de trigo

Pan rallado


Pasos

  1. En primer lugar troceamos muy menudo la carne cocida del pollo y el jamón curado. También picamos la cebolla.

  2. En una cazuela ponemos a calentar la mantequilla y el aceite y ponemos la cebolla picada.

  3. Mientras se va pochando la cebolla, calentamos el caldo junto con la leche. Si lo preferís, podéis poner sólo leche, pero la cantidad serían 800 gr. Yo lo hice en el microondas, pero lo podéis hacer también en un cazo.

  4. Una vez tierna la cebolla, incorporamos la harina. Debemos cocinar un par de minutos, removiendo constantemente para que no se queme.

  5. Ahora vamos ir echando la mezcla de leche y caldo caliente en la cazuela sin dejar de remover.

  6. Seguimos removiendo hasta verter todo el líquido. Poco a poco veremos que se van deshaciendo los grumos. Yo utilizo una varilla manual. Cocinar 10 minutos a fuego lento sin dejar de remover.

  7. Añadimos una cucharadita de sal y una pizca de pimienta y nuez moscada. Podéis ajustar la cantidades a vuestro gusto. Y luego incorporamos el pollo y el jamón troceados. Mezclamos bien y ya tenemos nuestra masa de croquetas lista.

  8. Pasamos la masa a otro recipiente y la cubrimos con film transparente tocando la masa para que no haga costra. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y luego la llevamos a la nevera al menos dos horas.

  9. Para formar las croquetas cogemos una porción de masa del tamaño deseado, le damos forma con las manos bien limpias. Las pasamos por harina, luego por huevo batido y luego por pan rallado. Si queréis un rebozado más crujiente, pasarlas otra vez por huevo y luego por pan rallado (doble rebozado).

  10. Las pasamos a una fuente o plato y las dejamos reposar unos 15-30 minutos para que se seque el rebozado. Si no las vais a consumir todas de golpe, es momento de congelarlas.

  11. Ponemos a calentar abundante aceite de oliva suave o girasol y vamos friendo las croquetas. No poner muchas a la vez, así se fríen mejor. Les vamos dando la vuelta para que se hagan por todos lados.

  12. Una vez tengan el color deseado las vamos pasando a un plato o fuente con papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

  13. Y listas para disfrutar!! Quedan muy cremosas por dentro y crujientes por fuera (yo les hago el doble rebozado).

27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo