Bollos rellenos de pollo, bacon y champiñones

Hoy he hecho por primera vez esta receta y ha sido todo un descubrimiento. Nos ha encantado! La miga del pan queda muy tierna y el relleno es muy sabroso. La masa se trabaja fácilmente porque no es pegajosa, así que si no dispones de un robot no te costará hacerla a mano. El relleno de la receta original, lleva cebolla, champiñones y pollo hervido. Aproveché parte del pollo que había utilizado para hacer caldo y en lugar de poner sólo pollo, sustituí una parte por jamón cocido y bacon.



Ingredientes 4-6 raciones


Para el relleno:

250 gr champiñones

150 gr pechuga de pollo hervida

50 gr bacon

50 gr jamón cocido

1 cebolla grande o 2 pequeñas

3 cucharadas aceite de oliva

Sal y pimienta

Para la masa:

350 gr harina de trigo común

200 ml agua templada

9 gr levadura fresca o 4 gr levadura seca de panadero

1 cucharada azúcar

1 cucharadita sal

2 cucharadas aceite de oliva

Para el acabado:

1 huevo batido

Queso rallado (opcional) yo puse emmental, pero puedes poner el que más te guste



Pasos


1- Empezamos preparando el relleno. Para ello, ponemos a calentar el aceite en una sartén amplia o cazuela. Picamos el bacon en trozos pequeños y lo salteamos. Pelamos y picamos en trocitos pequeños la cebolla. La incorporamos a la sartén con el bacon y cocinamos a fuego medio hasta que esté dorada.

2- Mientras tanto picamos los champiñones. Cuando la cebolla está dorada, los incorporamos a la sartén y removemos. Subimos el fuego a medio-alto hasta que suelten el agua. Luego seguimos cocinando hasta que el agua se haya evaporado.

3- Picamos el pollo hervido y el jamón cocido. Lo añadimos a la sartén. Salpimentamos al gusto y cocinamos un minuto, removiendo para que se mezclen todos los sabores. Apartar del calor y dejar que se enfríe mientras preparamos la masa de los bollos.

4- En un vaso ponemos la levadura, si es fresca la desmenuzamos con los dedos. Añadimos el azúcar y el agua templada. Removemos hasta diluir y dejamos en reposo unos 10 minutos para que se active la levadura. Cuando veamos que se han formado burbujas en la superficie estará lista.


5- En un bol grande tamizamos la harina con la sal, añadimos el aceite y la mezcla de la levadura activada. Removemos y mezclamos lo justo para que no quede harina suelta. Ahora no es necesario amasar. Tapamos y dejamos en reposo 20 minutos.


6- Pasados los 20 minutos, volcamos la mezcla en la encimera y amasamos hasta conseguir una masa lisa que no se pegue a las manos. También podemos pasar la masa a un robot para facilitar esta tarea.

7- Hacemos una bola con la masa y la guardamos en un recipiente tapado a temperatura ambiente. Debe doblar el volumen. Dependiendo de la temperatura ambiente tardará más o menos. En mi caso, a 21ºC, tardó 2 horas.

8- Volcamos la masa en la encimera y hacemos 10 porciones del mismo tamaño o peso. Hacemos bolitas con las porciones. Las dejamos reposar 10 minutos, cubiertas con film para que no se resequen.


9- Estiramos cada bolita, formando un círculo. Lo podemos hacer con las manos, aplanando con los dedos o con ayuda de un rodillo.

10- Forramos con papel de hornear un molde redondo de unos 25-28 cm de diámetro.

11- Ponemos una buena cucharada de relleno sobre cada círculo y lo cerramos sólo por los lados, como se ve en las imágenes. Presionamos pellizcando la masa y quedará sellado.


12- Vamos colocando las piezas en el molde. Primero todo el borde y luego en el centro, acomodándolos para que quepan todos. A mi me cupieron 7 uds en el borde y las otras 3 en el centro.


13- Cubrimos con film el molde y dejamos reposar 20 minutos. Mientras precalentamos el horno a 180ºC con calor tanto de arriba como de abajo.

14- Pasados los 20 minutos, quitamos el film y pintamos la superficie con el huevo batido. Si le vais a poner queso rallado (yo le puse y quedó muy rico), vamos poniendo montoncitos de queso sobre el relleno de los bollos.


15- Introducimos al horno, en el primer nivel empezando por abajo y horneamos 35-45 minutos o hasta que esté dorado. En mi caso tardó 45 minutos.

16- Sacamos y dejamos el molde sobre una rejilla. Pasados 10 minutos los desmoldamos. Se puede tomar frío o templado. Para servirlo, separar con las manos los bollos y a disfrutar!

17- Y si os sobra se puede congelar o calentar al microondas al día siguiente.

39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo