Bollos de anís

En más de una ocasión os he dicho que me gustan mucho las masas dulces, pues estos bollitos son otra muestra de ello. Son una auténtica maravilla. Vais a tener un desayuno o merienda riquísimo porque quedan super tiernos y si os gusta el toque de anís os van a enamorar. Los podéis tomar tal cual o bien abrirlos y rellenar con mermelada o lo que os guste. Recordar que este tipo de masas no suelen aguantar tiernas más de un día, ya que no llevan conservantes como la bollería industrial. Así que mi recomendación es que si no los vais a consumir tan pronto, los congeléis en bolsas una vez se hayan enfriado. Sólo tendréis que sacarlos del congelador 30 minutos antes de tomarlos y estarán como recién hechos, o bien calentarlos unos segundos al microondas. Ahora mismo tengo la casa inhundada de un aroma delicioso que me encanta, así que voy a seguir disfrutando este momento. Espero que os gusten tanto como a mi.



Ingredientes 12 uds.


Para la masa:

330 gr harina de fuerza

60 gr mantequilla derretida

15 gr levadura fresca o 5 gr levadura seca de panadero

2 huevos

75 gr azúcar

75 gr leche templada

1 cucharadita sal (7 gr)

2 cucharadas licor de anís (30 ml)

Para el acabado:

1 huevo para barnizar los bollos

Azúcar para espolvorear los bollos

Licor de anís para pincelar


Pasos

  1. En un bol ponemos la leche templada y la levadura desmenuzada. Mezclar hasta disolver.

  2. Añadir la mantequilla derretida, el azúcar, el licor de anís y los huevos. Mezclamos con una varilla manual hasta que todo esté bien integrado.

  3. Incorporar la harina tamizada con la sal y mezclar hasta que no haya partículas de harina sueltas. Dejamos reposar 15 minutos.

  4. Si tenéis robot para amasar, pasados los 15 minutos, ponemos la masa en el robot y amasaremos unos 15-20 minutos. Si lo hacéis a mano, volcaremos la masa en la encimera y amasaremos también 15-20 minutos o hasta que la masa sea elástica. Yo amasé 20 minutos en la panificadora.

  5. Hacemos una bola y la ponemos en un bol, untado de aceite. Tapamos con film y dejamos reposar 2 horas. En mi caso, hizo el reposo en la misma panificadora.

  6. Pasado el tiempo, volcamos la masa en la encimera untada con un poco de aceite y amasaremos 1-2 minutos para desgasificar. Dejamos reposar 5 minutos.

  7. Cortamos la masa en porciones de unos 50 gr cada una y formamos bolitas.

  8. Depositamos las bolitas en una bandeja de horno forrada con papel de hornear. Tened la precaución de dejar espacio entre ellas, para que no se unan durante el levado. Las aplanamos ligeramente con las manos.

  9. Cubrimos con film las bolitas y dejamos reposar, en un lugar fuera de corrientes, una hora.

  10. Precalentar el horno a 200 °C con calor de arriba y abajo. Y mientras, vamos pincelando la superficie de los bollitos con el huevo batido. Espolvorear con azúcar.

  11. Introducimos al horno un nivel por debajo de la mitad y horneamos 12-15 minutos, vigilando que no se quemen.

  12. Sacamos la bandeja del horno y rociamos o pincelamos con licor de anís. Dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

  13. Una vez fríos ya estarán listos para tomar, o bien, los podéis congelar en bolsas.



60 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo