Bizcocho de claras y chocolate

Actualizado: 15 jul 2020

Hoy he preparado nuevamente crema pastelera para el postre de mañana y para aprovechar las claras he hecho este bizcocho de claras y chocolate. Tiene una textura que más que bizcocho parece las nubes de chuches que venden, pero con sabor a chocolate. Queda muy ligero. En la receta os cuento un truquito que he aprendido para que el bizcocho no baje una vez fuera del horno. Espero que os guste!!



Ingredientes 8 raciones


6 claras a temperatura ambiente

160 gr azúcar

30 gr cacao puro en polvo

75 gr harina de trigo común

1 cucharadita esencia de vainilla

1 pizca sal


Pasos

  1. En primer lugar ponemos a precalentar nuestro horno a 180 grados con calor de arriba y abajo.

  2. Preparamos un molde tipo plum cake y sólo forraremos la base con papel. No pondremos nada en las paredes, ni papel, ni mantequilla. De esta forma el bizcocho subirá mejor durante el horneado, ya que se adhiere mejor a las paredes del molde.

  3. Ponemos las claras en un bol y empezamos a batir con unas varillas eléctricas.

  4. Cuando empiecen a espumar vamos añadiendo el azúcar poco a poco sin dejar de batir. Añadimos la esencia de vainilla y seguimos batiendo hasta conseguir un merengue firme y brillante.

  5. Tamizamos la harina, el cacao y la pizca de sal y lo incorporamos a la masa en tres tandas, mezclando esta vez con un espátula de silicona, suavemente, con movimientos envolventes, intentando que la masa pierda el menor volumen posible.

  6. Vertemos la masa sobre nuestro molde e introducimos al horno unos 30 minutos. Recordar pinchar con un palillo en el centro del bizcocho antes de sacarlo para comprobar que éste sale limpio, lo que nos indicará que está perfectamente cocido. De lo contrario prolongar 5 minutos más la cocción y comprobar de nuevo.

  7. Ahora viene el truco del que os hablaba. Cuando saquemos del horno el bizcocho debemos dejarlo enfriar boca a bajo. Yo hice un invento con dos vasos y fue bien. Así no se bajará al enfriarse.

  8. Pasada una hora, pasaremos un cuchillo por el borde del molde para despegar el bizcocho y lo desmoldamos. Dejamos sobre una rejilla para que se acabe de enfriar.

  9. Y ya lo tendremos listo para comer tal cual o adornar con lo que de os ocurra.... Un poco de azúcar glas, o una cobertura de chocolate o glaseado.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo