Bizcocho de chocolate sin huevo

Las últimas dos recetas publicadas tenían como ingrediente principal el huevo, así que para equilibrar la balanza os traigo este bizcocho de chocolate sin huevo. El mundo al revés?? Que vaaaa... Es increíble lo super tierno y esponjoso que queda y vais a ver que es muy fácil. Así que ya no es excusa no poder hacer un bizcocho por no disponer de huevos. Con estas cantidades he hecho un bizcocho pequeño de 18 cm de diámetro, pero ojo!! Que mide 8 cm de alto! Y es que prefiero usar moldes pequeños para luego tener una super rebanada de bizcocho donde se pueda disfrutar a cada mordisco de la ternura de su miga. Que lo quieres más grande? Pues dobla las cantidades y coge un molde de 24 cm de diámetro sin problema. Espero que os guste y lo hagáis, está buenísimo!


Ingredientes

200 gr harina de trigo

150 gr azúcar

50 gr cacao puro en polvo

90 gr aceite de girasol

8 gr levadura tipo Royal

1 cucharadita bicarbonato

1 pizca sal

1/2 cucharadita esencia de vainilla (opcional)

125 gr agua

125 gr leche (del tipo que te guste)



Pasos

  1. Tamiza en un bol todos los ingredientes secos: harina, cacao, azúcar, sal, levadura, bicarbonato.

  2. Agrega los líquidos: agua, leche, aceite y esencia.

  3. Mezcla todo con ayuda de una varilla, manual o eléctrica, la que tengas. Cuando veas que todo está bien integrado y no hay grumos, deja de batir. Es conveniente no batir en exceso las masas de los bizcochos. De esta manera evitaremos desarrollar el gluten y que luego el bizcocho quede gomoso, queremos una miga tierna.

  4. Precalienta el horno a 200°C con calor de arriba y abajo. Forra con papel de hornear la base y las paredes de un molde de 18 cm de diámetro. Si las paredes de tu molde no son muy altas, haz que el papel con el que las vas a forrar sobresalga, así el bizcocho podrá seguir creciendo hacia arriba sin desbordarse.

  5. Vierte la masa en el molde y da un par de golpes secos contra la encimera, para deshacer las burbujas de aire.

  6. Introduce el bizcocho al horno y cuece 45-55 minutos aproximadamente. El mío tardó exactamente 50 minutos. Recuerda siempre comprobar la cocción pinchando un palito en el centro y si no sale limpio prolóngala 5 minutos más o hasta que salga limpio.

  7. Saca el bizcocho del horno y déjalo sobre una rejilla. Pasados 10 minutos desmóldalo y deja que acabe de enfriarse sobre la rejilla.

  8. Si has sido capaz de aguantar hasta que se enfríe por completo, ya podrás disfrutar de un pedacito de esta ricura de bizcocho. Es un bizcocho que no queda muy dulzón, para mí gusto está perfecto con la cantidad de azúcar que indico en la receta, pero puedes ajustarla como más te guste.


22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo