Barras de pan (fácil y delicioso)

Hoy os traigo este pan... Otra receta diferente, pero muy fácil también. Aquí vamos ya a empezar con los levados. Pero veréis que el tiempo de espera vale la pena. Tenemos todo el tiempo del mundo, así que mientras la masa hace su trabajo podemos ir haciendo nuestras cosas y a mediodía tenemos un rico pan recién hecho sin necesidad de salir a la calle. Mi vecina y amiga Martha lo ha preparado ya varias veces estos días y me ha recomendado que lo probara y como era de esperar, ha quedado fabuloso, así que os dejo la receta para que podáis disfrutar de ella.



Ingredientes 2 barras


500 gr harina de fuerza

8 gr sal (1 cucharadita)

7 gr levadura seca de panadero, o bien 25 gr levadura fresca

320 ml agua templada

1 poco aceite para untar el bol

Sémola de trigo (opcional)


Pasos

  1. En un bol ponemos la harina, la levadura seca o fresca (si es de la fresca, la desmenuzamos con los dedos), la sal y el agua.

  2. Con una cuchara lo mezclamos hasta que no queden partículas de harina sueltas. Pasamos la masa a la encimera y amasamos hasta la masa se vea lisa y elástica (10-15 minutos). Si tenéis robot para amasar, del mismo modo, ponemos todos los ingredientes a la vez y amasaremos el tiempo que indique el programa de amasado del robot.

  3. Hacemos una bola con la masa. Untamos con un poco de aceite un bol amplio y dejamos dentro la masa. Le untamos la superficie también con aceite para que no se pegue al film. Tapamos con film y dejamos reposar hasta que haya doblado el volumen.

  4. Deshinchamos un poco la masa con las manos.

  5. Espolvoreamos con harina y sémola (si tenemos) la encimera y volcamos la masa. La estiramos un poco con las manos, intentando formar un rectángulo. Con un cuchillo afilado la cortamos en dos partes iguales. Las dos partes la impregnamos por todos lados con la harina y la sémola de la encimera.

  6. Forramos con papel de hornear la bandeja del horno.

  7. Cogemos una de las porciones por cada extremo y le damo dos o tres giros, como si fuera una espiral. Hacemos lo mismo con la otra.

  8. Ponemos las barras en la bandeja forrada con papel y tapamos con un paño. Reposar 30 minutos.

  9. Mientras tanto, precalentar el horno a 240 grados, con calor de arriba y abajo.

  10. Cuando el horno haya alcanzado la temperatura introducimos en la parte inferior un recipiente con 250 ml de agua caliente dentro, para generar vapor y conseguir una corteza más crujiente.

  11. Introducimos la bandeja con las barras y horneamos 15 minutos.

  12. Pasados los 15 minutos retiramos el recipiente del agua y bajamos la temperatura a 230 grados. Horneamos 10 minutos más o hasta que queden como a ti te guste.

  13. Sacamos las barras del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Y ya estarán listas.

  14. Muero de amor 😍..... crujiente por fuera y tierno por dentro.

  15. Tenéis que probar! Y si tenéis la sémola, no dudéis en ponerla, hace la corteza más crujiente y sabrosa.

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo